El Presidente de la República Iván Duque Márquez dio a conocer que fue capturado Diomar Bárcenas Pérez, alias ‘Laín’ o ‘El Flaco’, cabecilla del frente de guerra urbano del Eln.

Este sujeto al parecer sería el responsable de planear acciones terroristas en ese departamento, además de realizar actividades de vandalismo en Bogotá, especialmente en las presentadas de manera violenta en los últimos días.

En una operación conjunta, coordinada e interinstitucional desarrollada por el Ejército Nacional con la Fuerza Aérea, Policía y la Fiscalía, en las últimas horas se produjo la captura del sujeto identificado por las autoridades competentes como Diomar Bárcenas Pérez, quien sería alias “Laín”, “El Flaco” o “El Negro”, en el corregimiento de Puerto Nariño, municipio de Saravena, cuando ingresaba al territorio colombiano luego de reunirse con los cabecillas principales en territorio venezolano.

Este sujeto llevaría más de 25 años en el grupo armado organizado ELN, habría ingresado en el año de 1996 a esta estructura criminal; posteriormente, en el 2015, se habría convertido en el cabecilla del Frente Urbano Compañero Diego, del Frente de Guerra Oriental, donde se estaría desempeñando hasta la fecha.

Alias Laín sería uno de los principales responsables de planear atentados terroristas contra la Fuerza Pública en la ciudad de Bogotá, especialmente en las últimas manifestaciones violentas que se han presentado; también se estaría encargando del entrenamiento de grupos de personas para desarrollar actividades delincuenciales de vandalismo y acciones de baja intensidad en la capital colombiana.

Este sujeto, con conocimientos en explosivos y manejo de armas, entre otros, era requerido mediante orden judicial por los delitos de fabricación, porte y tráfico de armas de fuego, terrorismo agravado bajo la modalidad tentativa y lesiones personales, así mismo era requerido mediante circular azul de INTERPOL en 194 países.

Durante el desarrollo de la operación se le incautó un computador, tres dispositivos móviles, seis USB y una cámara fotográfica. El material incautado junto con el capturado fue dejado a disposición de las autoridades competentes para continuar con su proceso de judicialización.

El Ejército Nacional continuará desarrollando operaciones conjuntas coordinadas e interinstitucionales contundentes, con el fin de debilitar a los grupos armados organizados y residuales, responsables de violaciones a los derechos humanos e infracciones a las disposiciones del derecho internacional humanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *